A cobro revuelto, ganancia de multados

Por Yisel REYES LAFFITA

Fotos: Lorenzo CRESPO SILVEIRA y Leonel ESCALONA FURONES

Como un monstruo de mil cabezas, al que le cortas una y le crecen 10 más, se presenta el panorama del cobro de multas en el municipio de Guantánamo.

Ese pago en dinero que se impone a las personas ante determinadas violaciones de la Ley, parece andar por un callejón sin salida que compromete en primer lugar, el respeto ciudadano, la disciplina en el cumplimiento de una obligación y también a las arcas del Estado, que no ven retornar ese reembolso por lo que alguien rompió, destruyó o no acató. foto 1

Como muestra de ello, hoy andan por nuestras calles, infractores que adeudan miles de pesos, y acumulan hasta una veintena de sanciones. Solo en la capital provincial, ascienden a más de 10 mil los que desde el 2009 esquivan las leyes y evaden el pago de cerca de 13 mil multas, que representan dos millones y medio de pesos, dejados de ingresar al presupuesto estatal.

Esa cifra de sanciones significa más del 80 por ciento de las 15 mil 503 pendientes al cierre de abril del actual año en la provincia, y representa cerca de tres millones de pesos, que pudieran emplearse para impulsar el desarrollo económico del territorio y elevar la calidad de vida de la población.

Si bien la mayor responsabilidad de la deuda recae en quienes evaden los pagos y, a su vez, violan doblemente la Ley, también incide en que ese monto no disminuya, problemas como la desorganización y los errores que, según algunas autoridades, se cometen al imponer muchas de esas sanciones, además de aspectos contradictorios en la legislación, considerados como trabas para el cobro de las multas, incongruencias todas que hacen de este asunto, un verdadero dolor de cabeza.

Escrito torcido en líneas derechas

Cualesquiera de los 31 gestores de cobro de multa del municipio de Guantánamo pueden salir un día en busca del deudor y encontrarse con que esa persona no vive en la dirección radicada en los controles, que el número de la casa no coincide con la realidad, o tener solo el nombre de la calle de determinado barrio para tratar de encontrar esa aguja en el pajar.

El suplicio se empieza a construir desde el inicio, cuando el impositor llena mal el talón, con datos incorrectos u omitidos, lo que hace el trabajo posterior más engorroso”, dice Carlos de los Ángeles Velásquez, director de la Oficina.

Sandra Prol Curuneaux, una de las gestoras de mayor experiencia de la entidad, concuerda con su director: “Es muy difícil visitar a alguien con el sólo dato de que vive en los Coquitos de Jaibo, donde hay cientos de casas y en la actualidad está dividido hasta en pequeños repartos como Jaibo arriba o abajo, Raposo, y otros”, dice.

En este equipo recae la responsabilidad del cobro de las multas impuestas por los 49 organismos investidos de esas facultades en la provincia, los cuales tienen varias dependencias que aplican sanciones.

Reynaldo Cuña Peral, subdirector de Multas de la dirección provincial de Finanzas y Precios, considera que no siempre esas entidades luego de aplicar la sanción le dan seguimiento al infractor, aun cuando la ley así lo estipula, y se limitan sólo a la imposición, por la que además, los inspectores reciben un por ciento de estimulación salarial.

Foto 3La aplicación de una sanción requiere de los datos personales y laborales, pero por el Carné de Identidad, documento que se solicita para imponerla, solo se obtienen los primeros, lo que dificulta la posterior localización del centro laboral en caso de ser requerido.

No todos las personas son indisciplinadas, la mayoría paga en tiempo sus deudas; los morosos que dejan duplicar sus multas son el problema. La primera medida con ellos es el embargo salarial, pero si el talón carece de los datos se convierte en una odisea conseguirlos para proceder”, explica Cuña Peral.

Al respecto, Mario Alberto Hernández Suárez, jefe del grupo provincial de la Dirección Integral de Supervisión (DIS), uno de los órganos mayores impositores de multas, aclaró que los inspectores llenan el cupón contra el Carné de Identidad, y en ocasiones a este le falta el número de la vivienda o tiene solamente el nombre del reparto, lo que se ve mucho en los habitantes de Loma Blanca, Coquitos de Jaibo, Primero de Mayo, Santa María (Marsellesa y Cuatro Caminos) y San Pedrito”, explicó.

Otro asunto que hace mella es que por el concepto de embargo salarial sólo se han podido recuperar 395 de las cerca de 13 mil que se vienen acumulando desde el 2009.

Los más buscados

En los más de 500 infractores considerados ilocalizables se concentra gran parte de las cerca de cuatro mil multas pendientes de pago que han sido aplicadas en otras provincias a personas domiciliadas en Guantánamo, las cuales ascienden a 303 mil pesos.

Las infracciones de Raúl Ricardo Despaigne en La Habana, desde hace cinco años vienen a parar a manos de su madre Josefa Despaigne Liranza, residente de Pintó número 2163 entre 3 y 4 Este. ÉL debe 11 multas con un valor de tres mil 220 pesos, según la Oficina de Control y Cobro.

Ya he pagado varias, la última fue hace solo tres meses y era de 400, y no puedo asumirlas todas porque vivo de una chequera. Si comete la sanción por allá, debían también cobrársela en ese lugar, porque yo no tengo la culpa ni la responsabilidad de lo que él haga”, dice.

Para el subdirector de multa de la Dirección provincial de Finanzas y Precios este tipo de situaciones se dan porque la Resolución aludida ya está obsoleta y debe actualizarse con soluciones acordes con las realidades actuales, especialmente para los infractores que se encuentran fuera de su domicilio de manera permanente.

Así la Oficina no carga con la deuda de una persona que quizás nunca podrán encontrar”, considera.

Algunos ciudadanos acumulan varias multas sin molestarse por saldarlas, en Guantánamo, entre las mil personas reincidentes están los que tienen hasta 20 sanciones, llegando a deberle cada uno más de 15 mil pesos al Estado.

Por otro lado, la Oficina de Control y Cobro opera con listas que contienen datos ficticios de deudores o desactualizados en cuanto a su situación de pago, como comprobó el equipo de periodistas para este trabajo.

Burocratismo a la vista

El subdirector de Multas de la dirección provincial de Finanzas y foto 2Precios opina que la actividad de cobros y pagos de multas se ha desatendido en cuanto a las condiciones de trabajo de los gestores y de la Oficina, pese a que la misma ingresa anualmente más de cuatro millones de pesos al presupuesto.

En variadas ocasiones se ha planteado la necesidad de un contrato con TRASVAL para una mayor seguridad, pero no se resuelve nada y las deficiencias en la Oficina inciden en gran medida en que no logren la eficacia requerida”, considera el funcionario.

Sin embargo, como un “hijo de nadie”, la mencionada entidad parece no tener responsable, pues mientras la Dirección Provincial de Finanzas y Precios asegura que su atención hacia ellos es solo metodológicamente y que el Consejo de la Administración municipal es quien está a cargo, este asegura lo contrario.

Finanzas y Precios es el encargado de gestionar, darle seguimiento, controlar y analizar esa actividad, nuestra función es impulsar, destrabar y ayudar en todo lo que podamos”, afirma Yuni Silvente Calderín, vicepresidente que atiende economía en el Consejo municipal de la Administración.

Por otro lado aclara que a esa instancia no ha llegado ningún planteamiento acerca de la seguridad de traslado del dinero, la cual es además una responsabilidad de la Dirección de Finanzas a la cual está adscrita la Oficina de Control y Cobro de Multas. También plantea que si los gestores aprovecharan más la jornada laboral el resultado se revertiría en una mejor calidad de su trabajo.

Falta exigencia hacia esos trabajadores, de 120 multas mensuales que deben cobrar, no llegan ni a 80, y como devengan el siete por ciento de cada una de ellas, con 10 que asciendan a mil pesos, consideran su salario más que pagado, por ende terminan su función, así que necesitan más control”, asevera.

El subdirector de Multas de la dirección provincial de Finanzas y Precios retoma la palabra para explicar lo establecido en cuanto a la vía de apremio, donde la primera medida es el embargo salarial: “además de ser difícil de encontrar el centro de trabajo del individuo, cuando se logra, es casi imposible el descuento, pues según la Ley no puede exceder de la quinta parte del sueldo, apartando las obligaciones por pensiones alimenticias, pago de vivienda y créditos bancarios. En ocasiones nos pasamos años para cobrar una multa de solo 200 pesos”, explica.

Precisa que la legislación establece que de no existir un salario mensual puede confiscarse la cuenta bancaria que tuviere el infractor y hasta bienes materiales, aunque asegura que es tan grande el “papeleo” y los “implicados”, que nunca se ha puesto en práctica tal proceder en el territorio.

Algo que pudiera ser tan simple como llevar a un infractor a un tribunal es un problema, porque primero se debe demostrar que es insolvente y luego se requiere de su firma en un documento que certifique todas las acciones acometidas para el cobro, y si esa persona decide pagar en el juzgado, después de tanto “sufrimiento”, todo termina.

Sin dudas, resulta contradictorio que la misma persona que viola doblemente dé con su firma el “visto bueno” para llevarlo ante un juez. Infringe al cometer la contravención por la que es multado, y lo hace de nuevo al no pagarla en los términos establecidos.

Muchos ciudadanos cumplidores con la ley consideran razonable que el juez, facultado para encerrar un día por cada peso que adeuda ese tipo de infractores reincidentes, dé un buen escarmiento a los más recalcitrantes.

Por su parte Carlos de los Ángeles Velázquez, quien lleva solo dos meses frente a la Oficina, adopta medidas para un mejor trabajo interno, las que incluyen aumentar los expedientes que se han entregado este año a la corte (46), significando además una mejor asesoría de los juristas de la entidad.papeleo

Soluciones en camino

A pesar de las deficiencias, la Oficina de Cobro muestra modestos avances que indican un trabajo más eficiente. En el 2012 disminuyeron más de cinco mil multas acumuladas y en los primeros cuatro meses de este año logran el 82 por ciento de eficacia, mejor que en etapas anteriores, y más cerca de lo estipulado.

Actualmente, como una de las medidas de la Oficina de Control y Cobro de Multas para una mejor gestión de su actividad fundamental, la Policía Nacional Revolucionaria cuenta con la lista de los ilocalizables y reincidentes, que dará a conocer en breve para poder ser detenidos en cualquier parte del país.

Además de la entrega al Tribunal municipal de Justicia de los 84 organismo que desde hace algunos años tienen trabajadores con embargo salarial y no proceden al descuento.

Son más de 300 las personas que se encuentran en esa situación, y solo 59 comenzaron a pagar, y eso fue en el año en curso, gracias a las gestiones de la oficina. Por ejemplo el Taller Central del MICONS tiene un embargo desde el 2009 de mil pesos, y no fue hasta el mes pasado que pudimos recuperar la mitad”, argumenta el director.

Por lo pronto, se sabe que el Ministerio de Finanzas y Precios trabaja en la actualización de la política contravencional, con cambios que se darán a conocer próximamente a la población, según María de los Ángeles Fong García, directora nacional de la actividad de Multas.

Aunque le nazcan cabezas, y revivan como un monstruo, lo cierto es que hay que cambiar esa especie de callejón sin salida en que se encuentra el proceso de cobro de las multas, por un camino sin piedras por el que transite el orden, la disciplina y la exigencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s