Ídolos de la vitrina cubana

Recuerdo que estaba parada en algún lugar escuchando una canción que me gustó mucho cuando de pronto alguien (precisamente extranjero) me preguntó: ¿Sabes quién la canta?

Vergonzosamente debo decir que no sabía de quien era o quien la cantaba, la voz me parecía muy conocida, pero ni idea del nombre, ante mi silencio y una leve sonrisa como disculpa escuche nuevamente la voz diciéndome: Entonces no eres cubana.

Y lo cierto es que por no reconocer a Barbarito Diez, puedo aceptar esa “ofensa”, especialmente porque vino precisamente de un extranjero, su mirada burlona me sonó a algo así como conozco tu cultura mejor que tú.

Crecí escuchando los clásicos de la música cubana como el Beny, el trío Matamoros, los Zafiros, y les aseguro que esas voces son inconfundibles para mi, hasta las canciones que no conozco las puedo identificar solo por sus voces.

Pero Cuba es más que esos tres insignes, la música cubana se hizo con  ídolos de las victrolas, esos que casi nunca trabajaban en Tropicana, San Souci o Montmartre o los grandes hoteles capitalinos, sino más bien en night clubs de segunda o tercera categoría, o sea más populares como el Alí Bar, el Sierra, el Night and Day, el Palermo y el Morocco.

Y se puede relacionar a algunos de los cantantes victroleros preferidos como Roberto Faz con su Conjunto; Alberto Ruíz y Orestes Macías con el Kubavana; Orlando Vallejo y Roberto Espí con el Conjunto Casino; Lino Borges con el Saratoga; Bienvenido Granda con la Sonora Matancera; Nelo Sosa con su Colonial; Roberto Sánchez con La Gloria Matancera y, en fin Orlando Contreras, Celio González, Ñico Membiela, Wilfredo Mendi, Rolando Laserie…

A la mayoría los puedo mencionar gracias a una búsqueda entre mis padres, abuelos y algunos mayores, porque lo cierto es que para mi, y hasta ese día, muchos eran invisibles.

Sin embargo para el mundo, Cuba es esa música, es clubes de chachachá o son, los cheverolet y agreguémosle la nueva tendencia de tabaco, ron y mulatas, pero muchas de estas cosas han cambiado.

La música que se escucha hoy en la Isla se divide principalmente en timba (más conocida por salsa cubana) y regueton. De la música popular bailable, aún se puede sacar algo, están los Van Van, Elio Revé y su Charangón, Pachito Alonso, Pupi y los que Son, Adalberto Álvarez…

Pero del regueton… es mejor ni hablar, no comparto la denigración femenina que se trata en esas canciones, o el culto al dinero, o el maltrato a la vida, pues no soporto, entre otras cosas el nuevo diccionario que están utilizando, donde ya loca, no es referencia a una persona con trastornos mentales, sino a una mujer.

Prefiero volver a la Ofelia de los Zafiros, al Hoy como ayer del Beny, a la famosísima Guantanamera de Joseito Fernández, y en caso del mal de amores, no me incomodaré con la Copa rota de Orlando Contreras o Las Cuarentas de Rolando Laserie.

Y es que aunque los Ídolos de la vitrola cubana, pasaron a ser para los “nuevos cubanos”, los Ídolos de la vitrina cubana, vitrina, para el que no la conoce es un armastrote antiguo, donde han encasillado a esos bárbaros que debían volver a marcar el ritmo de la música cubana.

Y no es nostalgia como algunos me dijeron, es sólo buen gusto.

Aquí les dejo el titulo de los temas de un disco recopilado por la Egrem que lleva como nombre “Idolos de la victrola cubana” esta es una amplia muestra de los mejores y significativos boleros de bares y cantinas, en las voces de sus más representativos cultores como fueron Celeste Mendoza, Blanca Rosa Gil, Rolando Laserie, Orlando Vallejo, José Tejedor, Orestes Macías y Ñico Membiela, entre otros.

Para los que vivieron aquellos años, esta nutrida compilación, de seguro, despertará viejos recuerdos y añoranzas. Escucharlos, será ocasión para disfrutar y evocar sus años jóvenes. Para los que no habían nacido en esos años, esta será una buena ocasión para conocer, desde la emoción y el sentimiento, hermosas y tristes historias que el tiempo ha sublimado en canción y arte:

Las Cuarentas – (Rolando Laserie )

Fiebre de ti – (Benny Moré )

Mi corazonada – (Orlando Contreras)

Sombras – (Blanca Rosa Gil)

En las tinieblas – (José Tejedor)

Que murmuren – (Orlando Vallejo)

Si en un final (Clara y Mario)

Cumple tu misión – Roberto Sánchez

Que me castigue Dios – (Celeste Mendoza)

Boda negra – (Orestes Macias)

Aléjate – (Gina León)

Alma con alma – (Tito Gómes con la Orquesta Riverside)

Hay que saber perder – (Amelita Frades)

Contigo – Besos salvajes – (Ñico Membiela)

De cigarro en cigarro – (Domingo Lugo)

Plazos traicioneros – (Celio González)

Humo y espuma – (Fernando Alvarez)

Comprensión – (Roberto Faz)

Egoismo – (Orlando Contreras)

Vagabundo -( José Tejedor)

Niebla del riachuelo -( Pacho Alnso)

Vida consentida – (Lino Borges)

Mentiras tuyas – (Rolando Laserie)

Amor fugaz – (Beny Moré)

Y así dejo abierto todos los comentarios a la excelente música de vitrola y a la denigrante nueva tendencia de hablar mal hasta de ellos mismos.

 

Anuncios

3 comentarios el “Ídolos de la vitrina cubana

  1. Es cierto que aveces se desconoce a los grandes, pero no es cuestión sólo de los jóvenes que siguen nuevas sonoridades. Mucho tiene que ver en esto los medios de comunicación y las propias políticas culturales.
    Los primeros por el hecho de que aunque no buscan todas las variantes para crear una cultura músical, o al menos no se encuetran bien delineadas, y en eso tiene que ver las formas de transmitir el mensaje, la inteligencia y precisión con que se hagan. Además del abuso por generalidad de canciones modernas con letras que dejan mucho que desear y que precisamente no siempre son de requeton, género que tiene buenos y malos exponentes como todos, algunos muy dignos y sin ofensas de ningún tipo, aun cuando sigan algunos códigos del estereotipo del mundo donde surgió ese género.
    Las políticas porque aun deben en cuanto a los enfoques del trabajo comunitario, y las maneras de equilibrar las presentaciones, a un joven común no se puede pretender que le encante todo un concierto de música añeja, pero si se combina bien, puede ir recibiendo los pedacitos de cultura. Sin contar el rescate de la tradiciones que forman parte d enuestra identidad y que no prosperan del todo, a veces influido por la mala proyección de las instituciones. Por ejemplo en México existen más festivales y concursos de chachahcha y mambó que en Cuba.

    Ahora, hay que conocer a los grande saber quienes son, no es una pena que no reconocieras la voz de Barbarito Diez, pena es que no supieras que es cubano y que fue uno de nuestros grandes cantantes, pero no tienes que conocer toda su obra. Los grandes no mueren, y la vida lo demuestra. Sería inconcebible pensar que los jóvenes de hoy conozcan y disfruten todo ese legado como cuando estaban en su apogeo, nosotros tenemos también nuestros buenos cantantes en este momento histórico, de seguro las generaciones futuras sabrán de Los Van Van, de Buena Fe, Pupy, Manolito, Waldo, Vania, Osdalgia, David, Sampling, de las composiciones de Descemer Bueno y otros tantos grandes de ahora cuya obra parece quedar para rato.
    Dice una frase por ahí que todos somos ignorantes, solo que en asuntos diferentes. Del tema podemos seguir hablando y todos tener una opinión diferente, si el tiempo me deja luego sigo hablando por aquí.

  2. Yo tampoco me siento aludida por la respuesta que te dieron, más bien me sumo al criterio de Adriel, pues gran responsabilidad tienen nuestro medios de comunicación, que cada vez divulgan lo que menos tiene que ver con nuestras raíces y tradiciones culturales.
    Lo nuevo no es malo, de lo contrario viviríamos en el mismo círculo vicioso por años, y como lo plantea la dialéctica, es necesario el desarrollo, que vengan las transformaciones, siempre para bien, claro está. Pero como ya dijiste, eso no significa que olvidemos a quienes marcaron una impronta en la cultura nacional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s