Siempre estoy escribiendo

Por Yisel REYES LAFFITA

Quizás sin saborear a plenitud el agradable gusto del Premio Extraordinario de Estudios sobre la presencia negra en las Américas y el Caribe contemporáneos, que acaba de ganar, emprendió un recorrido por la Isla, previendo que la XXI edición de la Feria Internacional del Libro estuviera a la altura de años anteriores.

Esa exquisitez profesional caracteriza a la escritora e investigadora Zuleica Romay Guerra, presidenta del Instituto Cubano del Libro, quien se agenció ese lauro en la edición 53 del Premio Casa de las Américas, con el ensayo Elogio de la altea o las paradojas de la racialidad.

En su investigación, la ensayista escribe no sólo sobre la reproducción de prejuicios raciales, sino que intentó comprender los motivos por los cuales, incluso en el contexto de un proceso de transformación social como la Revolución Cubana, aún perviven estereotipos de inferioridad.

Ese trabajo le tomó cuatro años de su vida y remitirse a numerosos textos relacionados con la Historia de Cuba, clásicos del pensamiento social cubano y, sobre todo, la obra de Fernando Ortiz, además de reflexiones de diferentes autores de otras partes del continente: Brasil, Colombia, Perú, México… e informes de organismos internacionales.

Aunque no es un libro autobiográfico, para argumentar su tesis emplea anécdotas personales, pues asegura que en temas como el presente, en los cuales la sociedad busca respuestas a sus problemáticas más complejas, el intercambio resulta de vital utilidad.

Sin embargo, a pocos días de recibir tan relevante galardón, se sumía en la “locura” que debe representar para una mujer tan minuciosa organizar un evento como la fiesta del libro, e intentar tocar cada detalle para que todo estuviera a la perfección, a eso también vino a Guantánamo.

Entre homenajes a escritores y entregas de premios accedió a ofrecer palabras a Venceremos, mientras participaba en la presentación de libro Enemigo, de Raúl Capote.

¿Qué significa para usted el lauro del prestigioso certamen literario Casa de las Américas?

“No me esperaba un premio así, uno sueña, aspira, pero no sabe. Los concursos literarios tienen su parte de suerte, a veces participan intelectuales con larga trayectoria en el estudio de determinado tema, por lo que uno piensa que las posibilidades son muy pocas.

“Pero sucede que tu trabajo por determinada característica resulta el ganador, porque el hecho no está en la calidad de lo que escriben los otros que participan, sino en lo que eres capaz de hacer tú.

“No lo esperaba, pero podía ocurrir, tenía el libro terminado, me pareció bien ponerlo a concursar y gané”.

¿Qué la motivó a escribir sobre ese tema?

“Yo escribo sobre muchas tramas, porque soy especialista en estudios de Comunicación, tengo otros libros en los que también trato de explicarme problemas de la sociedad desde la Comunicación, y el tema de las relaciones interraciales es polémico en Cuba.

“Y no sólo aquí, sino en todos los países que fueron colonizados por potencias europeas, porque dejó una impronta cultural muy acentuada que ha traído un grupo de procesos de tipo cultural que mantienen hasta hoy estereotipos, prejuicios, manifestaciones de discriminación…

“Incluso en el libro trato de comparar las relaciones de las personas, la manera en que expresan sus prejuicios, y debo decir que hay bastante similitud entre Cuba y otros países.

“Es un asunto que tiene una base cultural bastante profunda, traté de percibir las manifestaciones de esos problemas desde la comunicación, lo que las personas dicen, cuentan, los proverbios, los chistes… No soy especialista en ese tema, pero me motivó así que lo abordo desde mi especialidad”.

¿Tiene entre sus proyectos escribir otro libro?

“Siempre estoy escribiendo, ahora me dedico a las investigaciones sociales de las universidades norteamericanas hechas por los tanques pensantes de Estados Unidos, al servicio del gobierno, en países de América Latina, con el propósito de conocernos mejor para dominarnos más fácilmente.

“En eso estoy ahora, tratando de terminar ese libro, pero el problema sigue siendo el mismo, la colonización cultural, mental…

“Me interesa saber cómo se puede ejercer ese tipo de dominación y ser exitosa, porque realmente lo ha sido en varios lugares, utilizando herramientas de carácter cultural y yo estoy estudiando esos problemas desde la Comunicación”.

A propósito de su visita a la provincia, la presidenta del Instituto Cubano del Libro dijo que consideraba La Feria… bien organizada: “Fue un evento exitoso, se parece cada vez más a Guantánamo, porque celebrar una fiesta del arte que, además de tener como protagonista el libro, abre un abanico de ofertas culturales a todas las instituciones es un gran logro.


Anuncios

2 comentarios el “Siempre estoy escribiendo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s