Premio de hierro

Por: Yisel Reyes Laffita

Quien lo ve sentado en su pequeña oficina en el Centro Provincial de Patrimonio Cultural, no se imagina que el director del Registro de Bienes Culturales atesora entre sus lauros el de la Crítica Histórica José Luciano Franco 2010.

“Me tomó por sorpresa, entre tantos trabajos de valía a nivel nacional, no me esperaba que el mío fuera el escogido”, dice Ladislao Guerra Valiente, quien recibió el premio el pasado 18 en el marco de la Feria Internacional del Libro 2012.

Este reconocimiento, instituido por la Unión Nacional de Historiadores de Cuba se otorga al mejor texto de la temática publicado por editoriales provinciales, entregado en esta ocasión al libro El ferrocarril en Guantánamo.

A sus 45 años de edad, y más de 20 de trabajar en el Museo, considera que entre su profesión y la escritura se va todo su tiempo: “Uno de mis problemas es llevar al unísono una Institución como esta, que aunque pequeña, es bastante compleja, ya que forma parte del sistema de protección de Patrimonio Cultural en la provincia, y la investigación histórica, la cual requiere de tiempo, concentración y sistematicidad”.

No obstante, entre tantas tareas, hizo un espacio en su apretada agenda para dar declaraciones a Venceremos sobre parte de su vida artística.

¿Qué significa para usted el premio de la crítica?

Fue muy emotivo y al mismo tiempo u enorme honor, en primer lugar porque tengo conocimiento de que en el país se está haciendo una buena labor historiográfica, por lo tanto el sólo hecho de que estuviera entre los nominados ya era un gran paso.

Y en segundo porque es un inmenso compromiso, con mi provincia y el pueblo en especifico. Tengo una anécdota de cuando llegue a La Habana: Había una señora, de mas de 80 años, de Camagüey, que su esposo era jubilado del ferrocarril y a ella le había gustado el libro, así que fue a conocerme y adquirirlo, ese sólo hecho me emocionó más que el premio, porque necesitó hasta ayuda del nieto para ir, y allí estaba.

El otro reconocimiento está en la acogida, sobre todo para los trabajadores ferroviarios, que han venido a mi trabajo, e incluso a mi casa, a interesarse por libro y felicitarme por la investigación, lamentablemente no ha tenido igual receptividad y promoción entre los ejecutivos y administrativos de aquí, los cuales serian beneficiados de ese conocimiento, pero poco a poco avanzaremos en ese aspecto.

¿Por qué el tema y específicamente esa etapa?

Un día revisando la información que ya tenía, me di cuenta de que el ferrocarril cumplía 150 años de fundado y prácticamente la fecha había pasado inadvertida en la provincia, cuando en otros lugares tuvo una mayor repercusión.

Así que pensé que había que hacer algo para conmemorar el aniversario, y la etapa es porque en ese tiempo es que comienza la vida del ferrocarril en Cuba y en 1905 pasa a manos de una compañía norteamericana, que es otra historia.

Este año se cumplen 155, espero que no pase igual que hace cinco años atrás y este premio sirva para impulsar las celebraciones.

Usted que conoció ese ferrocarril, mediante documentos, y vive el de hoy, ¿piensa  escribir sobre esto?

Es un compromiso conmigo y con los historiadores el seguir trabajando el tema, primero en el periodo republicano (1905-1959), para luego pasar al periodo revolucionario terminando en la actualidad.

Pero primer debo salir de mi próximo libro, que ya está aprobado y trata sobre el integrismo, es decir, el apoyo de algunos criollos a la causa española durante la guerra de independencia, va a ser a cuatro manos con el historiador de Holguín, José Abreu Carde, cada cual en su ciudad, ahora está en perfeccionamiento, pero el año que viene debe estar en circulación.

¿Cómo surge el escritor?

Existe la polémica de que los historiadores no son escritores, yo pienso que sí lo somos, sólo que escribimos historia, no hacemos ficción, ni poesía, pero la redacción forma parte de la escritura, independientemente de la temática que trabaje.

Tengo presentaciones de libros de compañeros míos como Ismael Alonso, Margarita Canseco, y lo hago no sólo desde el punto de vista historiográfico sino que pongo algo de poesía, de narrativa, y ha tenido bastante aceptación, incluso ha sido publicado por el Mar y la Montaña, y en otros lugares, así que parece que como escritor no lo hago muy mal.

Además me gustaría escribir algo de narrativa, de hecho tengo algunas cositas pequeñas por ahí, pero quiero perfeccionarme antes de lanzarlo al público, porque ya la parte de escritor es bastante competitiva y crítica por lo tanto hay que madurar un poco la idea, pero pienso seguir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s